Cuenta bancaria: ¿Cómo tenerla?

    En el pasado, las transacciones se realizaban por medio de trueques. Con paso del tiempo, se fueron conociendo las primeras…

    Depósito bancario: ¿Qué es y cómo hacerlo?

    Los entes financieros siempre ofrecen productos que les brinden facilidades o beneficios a las personas. Continuamente están mejorando para cumplir…

    Banca digital: ¿Qué ofrece?

    Los bancos son empresas que se encargan de trabajar con el dinero que reciben de sus accionistas y clientes. Están…

    Entidad bancaria: ¿Qué es?

    La economía de un país siempre debe estar en movimiento; es decir, es completamente imposible que un día todo quede…

    Sistema bancario

    A nivel mundial existen los sistemas bancarios, ya sea para el cuidado del país con su aporte en el Producto Interno Bruto o simplemente para ofrecer facilidades a la población. Por lo general, cada uno tiene un ente regulador, conocidos como bancos centrales, y son quienes establecen las políticas bajo las que se deben regir los demás. Adicionalmente, cuentan con otras instituciones financieras.

    Una de las características principales de la banca, es que se distinguen de otras instituciones financieras por el tipo de operaciones y productos que ofrecen. Incluso, la parte bancaria de un país se halla regulada bajo normativas especiales, dentro de lo que destaca un capital mínimo. No importa si es pública o privada, estas instituciones ayudan al desarrollo de la economía, del bienestar social y puede considerarse como uno de los aspectos de los que depende, en gran medida, un determinado territorio.

    ¿Cuándo surgió el sistema bancario?

    La aparición de este sistema es algo curioso, puesto que creemos que es algo de hace poco tiempo. No obstante, la historia indica que esto es un error. Su aparición remonta a la época antes de Cristo. Pero, entre el siglo XV y el XVII, se acentuaron con la necesidad de buscar lugares en donde fuese rentable resguardar el oro y los materiales preciosos. Por ello, la familia Medici ofreció sus servicios, a cambio de algunas ventajas, dando así el nacimiento a la banca privada.

    En cuanto a los bancos centrales, pues su fundación fue debido a la necesidad de poseer entes que regularan algunas actividades realizadas por los sectores privados financieros. Principalmente, cumplían con el objetivo de ser prestamistas en el instante que los entes privados no tuviesen solvencia. Años más tarde, empezaron a fungir como organismos reguladores, de la acuñación de monedas, entre otras funciones.

    Cuentas bancarias

    Los bancos comenzaron ofreciendo una cantidad de servicios, pero en la actualidad han tenido que ocurrir muchísimos cambios. Las características necesarias con las que deben cumplir no son las mismas de hace siglos atrás, por ende han tenido que evolucionar. La banca moderna tiene un avance diario y más con la parte tecnológica. Dentro de sus funciones esenciales se encuentra la toma de dinero para prestarlo y generar intereses.

    Las cuentas bancarias son contratos que se realizan con las entidades y con esto se le permite a otros personas administrar nuestro dinero. Generalmente, las cuentas son de ahorro o corrientes y cada una tiene distintos beneficios. Con ellas podrás contar con una tarjeta de débito, de la cual podrás obtener dinero de los cajeros automáticos.

    Banca en línea

    Hoy en día, las personas detestan hacen las largas filas que se forman en los bancos. Por lo que, la mayoría de las instituciones a nivel mundial cuentan con canales digitales por medio de los que se les permite a los usuarios ejecutar diversos tipos de consultas. De este modo, se le facilitan las gestiones, las oficinas no se congestionan y es un servicio que está disponible las 24 horas del día.

    Cada banco tiene su propia plataforma y permiten efectuar distintas transacciones. Las más comunes son el chequeo de la posición consolidada, las transferencias, los pagos de los servicios. Otras ofrecen mejores condiciones, solamente dependerá de la entidad de su elección.

    Banca móvil

    La ventaja de los canales digitales es abismal. Con la posibilidad de realizar todo desde la comodidad de su hogar u oficina, es un ahorro de tiempo bastante notable. El costo de estos medios es ínfimo, incluso hay quienes no cobran ninguna comisión por mantenimiento del sistema. Otra facilidad son las aplicaciones móviles, con las que puedes efectuar los mismos movimientos que en la banca en línea, pero desde tu teléfono inteligente.