Diccionario

Contabilidad

Deriva del verbo latín “computare” que significa, en aritmética, contar. Tuvo sus inicios en la época de las culturas antiguas. Es conocida como una parte de la administración, especialmente encargada en llevar las cuentas con exactitud. La contabilidad es necesaria, ya que demuestra la verdad de la situación económica en la se encuentra una empresa. Incluso, con los análisis y registros contables, se puede proyectar el futuro de capital. Además, los Licenciados que se dedican a estos estudios deben razonar acerca de las operaciones realizadas por cualquier ente, ya sea público o privado.

Se dice “contabilidad por partida simple” cuando el comerciante establece sólo las cuentas de sus acreededores y sus deudores. Y “por partida doble” cuando se representa a sí mismo por cuentas especiales, como caja, almacén, mercancías, efectos a pagar, gastos generales, etcétera.

En la actualidad, ha tenido diversas modificaciones debido a los acontecimientos modernos que han ido ocurriendo con el paso de los años.

Se relaciona con otras ciencias como: estadística, informática, derecho, economía, matemáticas, finanzas.

Contabilidad básica

Es la elaboración de documentos con información completa y detallada de la sociedad, con la finalidad de estudiar de forma exhaustiva todas las transacciones y movimientos realizados. Aunque al hablar de contabilidad pensamos directamente en las empresas, es importante mencionar que también juega un rol interesante en la economía de los países. Finalmente, estos son anotados en un libro contable, siguiendo las normativas establecidas.

Todo informe contable debe tener cualidades específicas, ya que si alguna de ellas falla, no será útil. Por ello, la precisión y la confiabilidad son rasgos primordiales.

Financiera

Es una rama de la contabilidad y se dedica expresamente a recopilar datos de las finanzas en una empresa. La contabilidad financiera tiene rasgos muy esenciales, dentro de los cuales resaltan: consignar de manera ordenada la información detallada de las entidades, anotando el registro histórico y la evolución de las mismas. También se basa en reglas y normas establecidas comúnmente dentro de la entidad.

Plan general de contabilidad

Para que una entidad esté en el pleno funcionamiento debe estar regido bajo legislaciones vigentes para que sea totalmente legal. En España, la contabilidad de las empresas, se lleva a cabo por medio de El Plan General de Contabilidad o Plan General Contable (PGC), el cual está compuesto por un conjunto de reglas y normas.

Se trata de un método, aprobado en el año 2007, que se encarga de fijar procedimientos que deben seguirse para el buen manejo de las compañías de forma anual, tanto en el país como en el extranjero. Debe ser presentado ante el Registro Mercantil y cumplir rigurosamente con lo establecido en la ley.

El Instituto de Contabilidad y Auditorías de Cuentas es el ente encargado de actualizar e implantar los criterios bajo los que se va a regir el PGC de manera obligatoria. De esta manera se refleja la realidad de las pequeñas y medianas empresas, así como también las microempresas.

El Plan General de Contabilidad está conformado por cinco (5) partes, de las cuales tres (3) deben cumplirse imperiosamente, mientras que las dos (2) restantes puede ser de forma voluntaria: marco conceptual, Normas de Registro y Valoración, cuentas anuales, cuadro de cuentas, definiciones y relaciones contables.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor desactive su "bloqueador de anuncios" antes, para así garantizar su seguridad en el sitio.
Ir al contenido