Créditos

Créditos y caución

Día tras días las personas consiguen créditos con la finalidad de costear algún gasto en particular. Ésto es una solución que, generalmente, se solicita en una entidad bancaria. Los préstamos tienen un lapso o plazo de tiempo para ser cancelados. Actualmente, los bancos cuentan con una digitalización de su plataforma llamadas bancas digitales, en donde el usuario puede visualizar el estado de su crédito.

En caso de que el deudor no pueda satisfacer el compromiso de pago adquirido, empieza a funcionar la caución. Una caución es la garantía que tiene una empresa de que un individuo va a cumplir con lo pactado en una parte del documento. Ésto existe con la intención de que quien ha otorgado el crédito, no se vea afectado y pueda acceder inmediatamente a una solución. Es una herramienta bastante práctica para la protección de transacciones y acuerdos que puedan ser un riesgo por la falta de responsabilidad del pagador.

La caución y el aval bancario tienen la misma validez.

Ésta no es la única protección que pueden tener las empresas que otorgan préstamos, pues tienen la opción de un aval bancario. No obstante, las cauciones suelen presentar una serie de ventajas debido a su solución con rápidez, evitando así las pérdidas de tiempo y gastos que se consideren elevados. Además, las condiciones son más flexibles por parte de las compañías aseguradoras.

Es importante mencionar que en el momento de hacer petición a algún ente sobre un crédito, es necesario detallar las letras pequeñas para estar seguros de lo que concretando. De ésta manera el individuo puede estar consciente si puede o no costear el servicio con todo lo que él acarrea.

Créditos personales

Los bancos ofrecen muchos productos de préstamos para así ayudar a sus clientes. El crédito personal consiste en un contrato que se firma con el acreedor. Tiene finalidad de que el prestatario lo cancele en el tiempo acordado en conjunto con los intereses. Éste se otorga a personas naturales, ya que no se puede conceder a persona jurídicas.

El pago debe efectuarse en cuotas mensuales.

A diferencia de otros tipos de créditos, la garantía de éste son los bienes del solicitante, tanto presentes y futuros. Aquí no existen los avales o los seguros de caución, lo que representa un gran riesgo para la entidad. Como consecuencia la tasa de interés es mayor y el plazo de amortización es más corto. Es decir, el tiempo de pago es menor.

¿Cómo se formalizan los créditos personales?

La persona debe tener una cuenta corriente a su nombre, ya que el préstamo irá asociado a una libreta. Finalmente, el solicitante en conjunto con el banco, deben firmar una póliza, con repecurciones judiciales, en la que ambos participantes se comprometen a cumplir el contrato.

Crédito rápido

Dentro de esta cantidad de beneficios también se encuentran los créditos rápidos. Ésto es un servicio de financiación que consiste en solicitar una cantidad de dinero con el compromiso pagarlo en el tiempo acordado, pero con un número de intereses más elevado. El crédito rápido es un consumo que se solicita cuando se debe costear una necesidad en un momento puntual, aunque no es obligación especificar a dónde va destinado el dinero.

¿Cómo solicitar un crédito rápido?

La mayoría de los créditos suelen otorgarse a personas que, para la entidad, puedan costear el pago dentro del plazo acordado y que cumplan con un perfil especificado. Pero, en líneas generales, la solicitud de éste producto es bastante sencilla, solamente necesitas pedir la nómina y el DNI o tarjeta de residencia. Después de que la entidad o empresa que está realizando la financiación culmine el chequeo de la documentación requerida, el dinero estará disponible dentro de los próximas 24 o 48 horas, máximo cinco (5) días.

Líneas de créditos

Igualmente consiste en contrato donde la entidad coloca a disposición de un usuario cierta cantidad de dinero, el cual también se tiene que cancelar en un plazo determinado. La diferencia de éste con respecto a los préstamos o créditos es que aquí no hay necesidad de consumir todo el dinero. Entonces, cuando se haya vencido el plazo y se vaya a ejecutar el pago, solamente la entidad cobrará la parte consumida más sus intereses.

Por lo general va dirigida a las personas y a las pequeñas empresas. Sus principales ventajas son la flexibilidad y la facilidad con la que puede ser utilizado el dinero. Sin embargo, la solicitud de este producto puede generar gastos en la formalización del contrato. De igual manera existen intereses por el dinero no dispuesto (representa una menor cantidad) y, si el cliente supera el límite, también puede producirse intereses mayores.

Crédito mutuo

Algo mutuo es lo que tiene consecuencia o condiciones similares para dos, o más personas, que formen parte de un grupo o entorno. Entonces el contrato a préstamos mutuo se trata de un crédito que será devuelto en la misma cantidad más intereses en el plazo de tiempo establecido. Su característica principal está establecido en que se entrega de una persona a otra.

Cuando el dinero, o cualquier objeto fungible, se entrega al mutuario, éste tiene la obligación de devolverlo en la misma condiciones. Éste préstamo no depende de otro contrato para tener validez y ambas partes tienen derechos y obligaciones dentro de él. También puede ser gratuito o con intereses. Para que la persona a la que se le entrega el préstamos se vea en la obligación de cancelar las tasas debe estar establecido o expresado en el contrato. De esta manera no existirá dudas del mismo.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de créditos tienen casi la misma funcionalidad que las tarjetas de débito, solamente que las primeras funcionan con el dinero prestado por la entidad financiera. Pero, igualmente, es un material de plástico emitido por el banco, con el nombre de la persona que va a efectuar los pagos.

Las tarjetas de créditos tienen límites.

Con éstas tarjetas la persona puede comprar o costear distintos servicios, con la condición de que tendrá que pagarla. Ya que es una financiación a corto plazo, el pago se puede realizar de la siguiente manera:

  • A fin de mes: conocido como día de liquidación.
  • Mediante un porcentaje mensual.
  • Cuota fija.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Ir al contenido

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor desactive su "bloqueador de anuncios" antes, para así garantizar su seguridad en el sitio.