Bancos

Entidad bancaria: ¿Qué es?

La economía de un país siempre debe estar en movimiento; es decir, es completamente imposible que un día todo quede paralizado. En el pasado, los bancos no eran tan utilizados como en la actualidad, pero sí a las personas con mucho poder adquisitivo que fungían como prestamistas de los Gobiernos. Éstos mismo fueron quienes, años más tarde, comenzaron la apertura de sus propias empresas financieras para cumplir con las exigencias de la población en general. Por tal razón, una entidad bancaria no ha sido cualquier cosa en ningún espacio de la historia.

¿Qué es una entidad bancaria?

Básicamente, se trata de una institución que otorga préstamos, pólizas de seguros, cuentas bancarias y una cantidad de productos a las personas, tanto naturales como jurídicas. Evidentemente, todo es de carácter financiero; es decir, que se necesita que haya una cantidad de capital en el medio para que un banco quiera realizar operaciones y movimientos con un individuo. Éstos pueden ser públicos o privados, dependiendo de quién sea su dueño.

Hoy en día, una entidad bancaria es una agrupación bastante cotidiana en la vida de las personas. De hecho, es bastante complicado que no lo utilicen, ya que facilitan muchas transacciones necesarias. Suelen estar regidas por normativas muy estrictas y específicas que, frecuentemente, les solicitan información, solvencia y transparencia.  Y su nivel de responsabilidad es elevado, debido a que una mala gestión puede llevarlo a la quiebra.

¿Cuándo surgieron los bancos?

La historia de la aparición de los bancos es bastante curiosa, ya que fue en el 2000 a.C en Mesopotamia; es decir, mucho antes de la creación del dinero. Los agricultores y mercaderes hacían solicitudes a los comerciantes para que les prestaran granos y, de esta manera, poder adquirir lo que les era necesario. Recordemos que, antes del nacimiento del Dracma, utilizaban el trueque como medio de pago, posteriormente aparecieron los metales y piedras preciosas.

Con el transcurso de los años, la Antigua Grecia, India y la Antigua China, durante el Imperio Romano, realizaban transacciones de intercambio de dinero y otorgaban préstamos, lo que era un avance bastante considerable para la época. Esto trajo consigo que se extendiera por el mundo y que comenzaran a existir con la modernización de las tierras. Hasta que, en el siglo XX, los avances de las comunicaciones les dio un giro importante, lo que les hizo crecer de manera exponencial. Además, la aparición del internet a finales de los años 90 marcó un hito histórico para el mundo.

¿Cuáles son las funciones de una entidad bancaria?

Realmente, en los bancos existen dos tipos de operaciones: pasivas y activas. Dependiendo de su naturaleza y a lo que se dediquen, tendrán sus características centradas en ello. Sin embargo, una entidad bancaria completa puede entenderse por aquella que realiza ambas funciones, lo que le permite tener ganancias a través de intereses y brindar ayuda a la población.

Operaciones activas

  • Permiten la compra de metales preciosos que puedan ser trabajados en el mercado de valores.
  • Ponen a disposición de los clientes cierta cantidad de créditos con lo que los bancos  consiguen una ganancia a través del cobro de intereses.
  • Canjean monedas que estén tomando fuerza en la bolsa de valores.
  • Las personas que tienen cuentas dentro de la organización, pueden conseguir tarjetas de crédito o débito. Esto les garantiza acceso a su dinero, ya que pueden utilizarlo siempre que quieran. Evidentemente, este tipo de movimientos también le genera beneficios a la entidad bancaria.
  • Los giros están disponibles en éstas operaciones, ya que es un tipo de colocación.

Operaciones pasivas

  • Captar dinero; es decir, los usuarios depositan el dinero en las cuentas y el banco lo destina a diferentes sitios dentro de su propia economía.
  • Otorgan acciones y lo mismo ocurre con la hipotecas, con la intención de cubrir sus finanzas.
  • Al igual que las personas solicitan préstamos, las entidades bancarias también están en la posibilidad de hacerlo, pero con otra entidad más grande, como por ejemplo un Banco Central.

Bienes de una entidad bancaria: ¿Cuáles son?

Cuando se habla de bienes de una entidad bancaria, no tiene solamente que ver con sus activos fijos, sino que incluye a todos sus clientes. Con esto se quiere referir a que las personas son lo más importante que tiene una entidad bancaria, ya que son éstos quienes colocan su dinero y los bancos son quiénes las distribuyen para obtener rentabilidad. Por ello, los usuarios son considerados la razón de la existencia de estas figuras jurídicas.

Tipos de entidades bancarias

Los bancos no solamente tienen varias categorías de operaciones, sino que dependiendo de los servicios que ofrezcan también hallarán una división. Dicha clasificación está presente dentro de las regulaciones y normativas que los rigen en los distintos países que estén ubicados. Es normal conseguir gran cantidad de entidades, pero sus diferencias se hallan en lo que ofrecen a la población y si ésta los favorece.

Entidades bancarias de créditos

En primer lugar, se trata de entidades bancarias de créditos, las cuales son capaces de recibir los fondos que sobran en la parte de ahorros y otorgárselos a alguien que los necesita o carece de dicho excedente. Evidentemente, con la salvedad de que ese dinero estará disponible en el momento que sus dueños lo necesiten. Cabe destacar que tienen una cartera de productos muy variada: créditos, hipotecas, tarjetas de crédito, entre otras. Su participación es con el objetivo de lograr un equilibrio entre el superávits y el déficits para conseguir ganancias.

Entidades bancarias de servicios de inversión

En segundo lugar, las entidades bancarias con el servicio de inversión y aseguradoras que, obtienen los depósitos para prestar un servicio que sirva de ahorro o, en otro caso, para ofrecer tranquilidad al cliente. Son muy comunes, aunque las personas siempre buscan las de crédito para ahorrar ganando intereses, por muy pequeños que parezcan.

Entidades bancarias centrales

 Y en tercer lugar, se encuentran las entidades bancarias centrales, las cuales controlan el funcionamiento del país en general. Son utilizadas para establecer las condiciones económicas bajo las cuales van a operar los bancos comerciales, como financiero del Gobierno y como ente emisor y regulador de las monedas nacionales.

Botón volver arriba
Ir al contenido

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor desactive su "bloqueador de anuncios" antes, para así garantizar su seguridad en el sitio.