Banco Continental: Internet y BBVA

    La creación de un banco que buscó poner nuevas oportunidades al alcance de todos los peruanos, se llevó a cabo…

    Banco de la Nación: Cronograma de pagos

    Todo país debe ser representado por una entidad bancaria que demuestre credibilidad con su transparencia, por lo que el Banco…

    Banco Falabella Perú | Banca por internet

    El Banco Falabella Perú es una extensión financiera del Grupo Falabella, el cual nació en Chile en el año 1889.…

    Actividades económicas del Perú

    La economía peruana es un ejemplo de crecimiento y desarrollo dentro de América Latina. Durante las dos últimas décadas pasó de tener una de las poblaciones más empobrecidas y ser uno de los países de mayor crecimiento de la región. Antes del año 2005, al menos el 52% de la población se encontraba en situación de pobreza, uno de los porcentajes más altos de Suramérica; al finalizar el año, este había bajado a 26%. Se estima que alrededor de seis millones de personas salieron de la pobreza durante ese momento.

    Para desarrollar y hacer crecer su economía, las autoridades del Perú implementaron una serie de reformas estructurales. Las cuales marcaron un precedente en las finanzas del país; estas en conjunto con un panorama externo favorable, fueron claves para una baja inflación y un mayor crecimiento. Las nuevas políticas financieras dieron como resultado múltiples fuentes de empleo y un flujo de ingresos constante. Siendo estos elementos claves en la reducción en la tasa de pobreza y desigualdad. En los últimos años, la economía peruana no se ha visto exenta de los problemas; pero el manejo de la misma durante su auge le permitió reajustarse a un panorama mundial incierto.

    Agentes y crecimiento económico

    Perú pasó de ser uno de los países latinoamericanos con la tasa de pobreza más alta; a ser uno de los de mayor crecimiento económico. Para lograr desarrollar y hacer crecer sus finanzas, este país suramericano implementó una serie de reformas y políticas macroeconómicas; las cuales tenían el fin de alcanzar un alto rendimiento y bajar la inflación. Afortunadamente, estas medidas dieron el resultado que se esperaba, hicieron crecer las fuentes de empleo, aumentaron los ingresos y por consiguiente se redujo el índice de pobreza. Todo esto luego de tres años de implementadas las leyes.

    Desde el año 2014 al 2019, aunque el PIB seguía en crecimiento, este fue más bajo que el de los años anteriores. Durante este tiempo, se redujo temporalmente la inversión privada, hubo una desaceleración de consumo y se presentó una menor recaudación fiscal. Pero debido al manejo económico que tuvo el país durante el auge económico y financiero. Se redujo el impacto y siguió creciendo pero más lentamente. Para reducir el impacto económico negativo, se adoptaron otras reformas y se aumentó las exportaciones; esto con el fin de contrarrestar la desaceleración de la demanda interna

    Desarrollo económico

    El desarrollo de la economía peruana comenzó en el año 2002, cuando se implementaron una serie de reformas y nuevas políticas económicas y financieras. El haber adoptado estas, dieron como resultado una disminución de la tasa de pobreza, situación en la que se encontraba el 52% de la población. Para el 2005, la tasa había disminuido a 26%. En gran parte se puede decir que el desarrollo económico de Perú empezó una vez que las autoridades del país reaccionaron conforme a la situación precaria en la que se encontraban. Y ha seguido desarrollándose, debido a que han actuado conforme corresponde a la situación, adaptándose en los momentos de auge y en un panorama incierto.

    Ministerio de Economía y Finanzas

    El organismo encargado de controlar, gestionar y administrar los temas económicos del Perú es el Ministerio de Economía y Finanzas. Conocido por sus siglas como MEF, este órgano es el responsable de planear y ejecutar las políticas económicas peruanas.  Además, también es protagonista del auge económico del país, esto debido a las reformas y políticas que ha implementado con el fin de asegurarles una mejor calidad de vida a la población.

    Entre las funciones del MEF se encuentran el controlar, gestionar, fiscalizar, planear, administrar y dirigir lo siguiente: recursos e ingresos públicos, actividad financiera y económica. Además de todo lo relacionado a la actividad arancelaria, y a la política fiscal, tesorería, presupuesto, financiación y endeudamiento del Estado.