Diccionario

Patente

Proveniente del latín “pantens” que significa “visible, que está abierto y al descubierto”. También es conocida por el nombre de “patente de invención”. Es un certificado otorgado por un Gobierno al autor de un invento para asegurar su propiedad y la explotación exclusiva. Éstas se expiden por un tiempo determinado y, generalmente, suele ser de 20 años.

Con este documento el inventor puede evitar que un tercero obtenga beneficios financieros usando su creación. Aunque existen otros que han sido patentados y no explotados, ya que surgen con la finalidad de vender o ceder los derechos y que el comprador trabaje bajo la adquisición de una licencia. Es importante mencionar que para esté en vigencia se deben cancelar los impuestos establecidos.

Es un error creer que solamente se patentan procesos y productos físicos de empresas. Cualquier idea innovadora puede estar beneficiada con este servicio, desde lápices hasta recetas farmacéuticas complejas y avances tecnológicos. Pero, claramente, no puede ser patentado:

  • Métodos matemáticos.
  • Teorías científicas.
  • Programas de computación y obras literarias protegidos por derechos de autor.
  • Reglas y métodos de actividades intelectuales.
  • Métodos de diagnósticos, terapéuticos y quirúrgicos.
  • Descubrimientos de sustancias naturales.

Patente de corso

Era la autorización que daban los monarcas al dueño de un navío para atacar o “hacer el corso” contra el enemigo de una nación. La palabra “corso” proviene del latín “cursus” que significa “carrera”. Consistía en la persecución y saqueo de naves piratas. Se decía que la acción no significaba la guerra, pero era la manera en el que el Gobierno hacía respetar su territorio.

Los barcos corsarios estaban obligados a seguir las leyes y lo establecido en la patente que se le entregaba. Este medio le servía a los gobernantes de un país, en la Edad Media y en la Edad Moderna, para disponer de un ejército de armada sin necesidad de invertir en él.

Por ello se decía que los corsarios se distinguían de los piratas, ya que el primero estaba aprobado por el Gobierno y el segundo violaba las reglas por beneficio propio.

En la actualidad no se expide este tipo de documentación.

Patente y marcas

Una marca es el distintivo que se le coloca al producto de una determinada empresa. En caso de estar registrada se reconoce como de uso exclusivo.

Entonces, la patente es la protección que se da a una innovación, a una idea que no había surgido antes y que se evita el aprovechamiento de terceros. En cambio una marca es de una confección que ya estaba en el mercado, pero se busca diferenciar de los demás. Otra desigualdad es que la patente tiene una duración de 20 años improrrogables y la marca posee un lapso de tiempo de 10 años y puede prorrogarse.

Ley de las patentes

Todo lo que necesite protección dentro de un determinado territorio, ya sea nacional o internacional, debe estar regido por una serie de normativas. Por ello existe la Ley de Propiedad Industrial, que se encarga del resguardo de marcas, patentes, diseños industriales y dibujos. Se trata del derecho que tiene una persona sobre una invención de un producto.

La Ley de Propiedad Industrial tiene dos funciones principales:

  1. Proteger el derecho de la creación.
  2. Prohibir o evitar la explotación del producto por terceros.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor desactive su "bloqueador de anuncios" antes, para así garantizar su seguridad en el sitio.
Ir al contenido